Soluciones para la industria de la cosmética y perfumería

Siga las actualizaciones vía RSS

El sector de la farmacia y el de la cosmética y la perfumería guardan muchos parecidos. Aunque los fines de sus productos sean distintos, ambos se ven afectados por numerosos requisitos legales y en ambos casos el envasado y etiquetado de sus productos es importante.  Al igual que hablábamos anteriormente de soluciones para los problemas de etiquetado y envasado de la industria farmacéutica, existen muchas soluciones para la industria de la cosmética y la perfumería  que analizaremos a continuación.

Para empezar, cabe destacar que España se encuentra en el 5º puesto dentro de la UE en cuanto al mercado de la cosmética se refiere. Aunque este sector se ha visto gravemente afectado por la crisis, a finales de 2016 dio el gran salto y comenzó a crecer como llevaba tiempo sin hacerlo. Sólo en 2017 el crecimiento fue del 2,15%, cifra reseñable en comparación con datos de ejercicios anteriores.

De hecho, actualmente, el país cuenta con importantes plantas de producción multinacionales, lo cual ha impulsado sus exportaciones.  El 54% del total de las que se realizan son a países de la UE, mientras que el 46% restante, a destinos extracomunitarios.

 

Mucha información, poco espacio

 

Esto, ha supuesto que los proveedores de productos cosméticos y de perfumería tengan que atender a los requisitos que la normativa europea e interna de cada país de destino de sus productos impone en relación con la información a añadir a los mismos. Hay que tener en cuenta que la utilización de este tipo de productos puede tener efectos contraproducentes para la salud de algunos grupos de consumidores (alérgicos, intolerantes, menores etc). Por eso, resulta necesario la inclusión de información relativa a: ingredientes, composición, modos de uso, alérgenos, caducidad, traducciones etc

Por eso, cada vez son más necesarias soluciones que den la posibilidad de incluir esa información en el envase. Hay diferentes tipos de etiquetas dependiendo de las necesidades del cliente. Así, si la información que deben incluir es poca, una etiqueta de una capa y más o menos tamaño puede ser suficiente. Si, por el contrario, es mucha, lo ideal son las etiquetas multicapa (Tri-flex o Penta-flex), el librillo despegable (Booklet labels), la etiqueta resellable (dry-reseal labels) etc

 

Etiquetas como valor añadido del producto

 

Pero, además de por la necesidad de incluir información, las etiquetas son muy útiles en el sector cosmético por la imagen que aportan al producto. Un frasco o un bote sin diseño no aporta valor añadido, sin embargo, introducir una etiqueta con un diseño original y adecuado pueden hacer que el envase resalte sobre el resto de productos de sus competidores. Para ello, se pueden usar etiquetas de una capa con un diseño llamativo o etiquetas termoencogibles (Shrink Sleeve Labels), que se adaptan al contorno del envase cubriéndolo.

 

Como vemos, son muchas las soluciones que ofrecemos a las distintas necesidades que nuestros clientes puedan tener. Además,  en la empresa ofrecemos un servicio integral que incluye desde el asesoramiento, hasta el desarrollo del producto seleccionado, por eso, si tienes dudas sobre cuál es la mejor opción para el etiquetado de tus productos, no dudes en consultarnos, podemos desarrollar el servicio que mejor cubra tus necesidades.

 

 

 

Deja un comentario