Sobre TEA

TEA ADHESIVOS INDUSTRIALES es una empresa familiar fundada en 1987 y con una clara vocación innovadora. Comenzó fabricando, imprimiendo y cortando cintas adhesivas, siendo en su momento pionera en su sector. Fue evolucionando en la complejidad de sus fabricaciones, pasando por el doble adhesivo y los adhesivos técnicos para la industria, hasta recalar en las etiquetas autoadhesivas.

El mercado de las etiquetas autoadhesivas fue evolucionando rápidamente hacia nuevas aplicaciones, sustituyendo a otras tecnologías como la etiqueta encolada. Esta evolución en los mercados supuso un reto que TEA supo convertir en una oportunidad invirtiendo en nueva maquinaria y ofreciendo soluciones a la industria del entorno.

Este camino convirtió a TEA en proveedor de referencia en el sector de las etiquetas autoadhesivas para la industria en el ámbito Estatal, en etiquetas de alta gama para el sector vinícola y agroalimentario.

TEA es una empresa altamente automatizada y, gracias a un personal especializado y cualificado técnicamente, es capaz de resultar muy competitiva en mercados tanto nacionales como internacionales. El nuevo reto que pretendemos ahora afrontar es profundizar en la calidad de nuestras etiquetas para hacerlas no sólo más atractivas en imagen sino también más eficientes.

Todo esto ha conducido a que TEA adhesivos industriales sea una de las empresas líderes en Europa en la impresión de etiquetas de calidad. Nuestra constante vocación de innovación nos ha permitido estar a la vanguardia en tecnologías de impresión, ofreciendo:

Material Adhesivo

Hace unos años fuimos pioneros al incorporar a nuestra tecnología la implantación del RFID, cuando era algo totalmente vanguardista. Fue una apuesta fuerte, en la que TEA confiaba, y que efectivamente fue un acierto.

Esta tecnología RFID, también conocida como “el código de barras del futuro” consiste en un dispositivo electrónico de unos pocos milímetros, insertable en etiquetas, y capaz de albergar mayor información que el convencional código de barras y con una lectura más fácil y a mayor distancia, puesto que la información se transmite por radiofrecuencia. También es posible reprogramarlos, lo cual aumenta su vida útil. Por ello, es visible que las posibilidades de aplicación de esta tecnología son infinitas, desde el punto de vista de la logística.

Solicitar información