Etiquetas NFC

La tecnología NFC (siglas de Near Field Communication) es un sistema de comunicación inalámbrico de corto alcance, el cual funciona por proximidad.

La idea es que dos dispositivos puedan comunicarse entre sí de manera cómoda y eficaz. No está pensada para transferir ficheros de gran tamaño sino para identificar o validar a otro dispositivo. Por ello su virtud sería la de ahorrar tiempo y esfuerzo al emparejar dos aparatos.

El NFC soporta dos modos de funcionamiento: modo activo y pasivo. En el modo activo puede producirse un flujo de información en ambas direcciones, que resulta ideal para autentificar identidades o verificar pagos. Mientras que en el modo pasivo el dispositivo que cuenta con fuente de energía propia actúa como un lector de la información que contiene el dispositivo pasivo.Etiquetas NFC

Aunque pueda parecer que esta tecnología es relativamente nueva, su estándar se estableció hace casi una década. Como puedes imaginar, el principal interés que está moviendo tanto a fabricantes como a grandes corporaciones comerciales está siendo el pago desde el smartphone o cualquier otro tipo de dispositivo móvil.

Otro de los usos con los que el NFC contribuye a la comodidad de los usuarios son las NFC Tags o etiquetas NFC. Estas etiquetas NFC utilizan el modo pasivo de esta tecnología y actúan de forma similar a las etiquetas RFID.

Tras más de una década, la tecnología NFC parece encontrarse en una etapa de madurez que permite a los fabricantes y desarrolladores tomarla como una opción más que seria y meditada.

Sus usos han sido probados con éxito en muchos ámbitos cotidianos pero, como toda tecnología, necesita de la implicación de los fabricantes para desarrollarla todavía más y darle muchos más usos que los actuales.

En el futuro podríamos ver al NFC mejorando la tecnología RFID que se utiliza en los sistemas de pago inalámbrico de peajes (VIA-T o Teletag) en un gran número de autopistas de todo el mundo.

Para todo ello, en Tea Adhesivos Industriales contamos con maquinaria que nos da 4 soluciones distintas, las cuales se enumeran continuación:

1. Leer y escribir un chip NFC así como a su vez ser capaz de grabar información cogida de una base de datos en los mismos, a continuación imprimir en la etiqueta un código de barras con la información secuencial grabada anteriormente en el chip, y por último pasar un control final a través de una cámara lectora y verificadora de que tanto lo grabado en el chip, como en el soporte es lo requerido.

2. Imprimir en primer lugar un código aleatorio en una etiqueta, a continuación leer y verificar el código impreso, y por último, grabar lo leído en el NFC y verificar lo grabado.

3. Proceso de lectura e impresión del chip con un control exhaustivo en pantalla de los datos registrados en el NFC, pudiendo sacar a partir de ello una base de datos.

4. Imprimir un código variable asociado a la lectura realizada del código impreso.

Consúltenos y le ofreceremos la mejor solución para su empresa, en función del tipo de acabado que necesite.

Solicitar presupuesto