Alérgenos y su etiquetado

Siga las actualizaciones vía RSS

tea

 

La legislación no permite comercializar alimentos que puedan considerarse un riesgo para la salud de los consumidores. Para evitar que los ciudadanos consuman accidentalmente alimentos que puedan provocarles enfermedades (alérgenos), es necesaria la incorporación de determinada información en el etiquetado.

Desde la entrada en vigor del Reglamento 1169/2011 de 13 de diciembre de 2014, es obligatorio informar a los consumidores de manera clara y precisa sobre si los productos  contienen alérgenos o no. El cambio en la legislación supuso un endurecimiento de los requisitos, si bien hasta ese momento los productores podían dar información genérica y no concreta, a partir de entonces  empezó a ser necesaria una información clara y precisa que no diese lugar a dudas.

El Reglamento recoge 14 alérgenos que deben declararse cuando se utilizan en la elaboración de algún producto, estos se consideran los principales, aunque pueda haber otros que también causen alergias o intolerancias. Los mencionados por la legislación son: altramuces, apio, cacahuetes, cereales que contienen gluten, crustáceos, frutos de cáscara, granos de sésamo, huevos, leche, moluscos, mostaza, pescado, soja y sulfitos (conservantes en algunos alimentos)

 

¿Cómo etiquetar los alérgenos?

 

Es obligatorio que la etiqueta contenga los ingredientes del producto incluyendo de manera clara y concreta los alérgenos. Esto es, si antes era suficiente incluir un listado genérico de ingredientes, ahora es necesario que, de entre todos los ingredientes, los alérgenos destaquen para facilitar su visualización.

Otra opción, es la inclusión de avisos concretos sobre esos alérgenos para advertir al consumidor de su existencia.  Lo que a priori el consumidor puede no tener en cuenta, puede considerarlo con un aviso que le informe al respecto.

Ej: “Advertencia sobre alérgenos: estos vienen indicados en negrita en el listado de ingredientes”

 

Contaminaciones cruzadas

 

El Reglamento también incluye la contaminación cruzada que tanto afecta a intolerantes y alérgicos.  Esta se produce cuando un producto entra en contacto con sustancias ajenas, la contaminación cruzada es uno de los principales problemas de las personas celiacas, que sin saberlo pueden llegar a consumir productos que contengan trazas de gluten, siendo esto perjudicial para su salud.

Aunque, en principio, las empresas deberían de evitar estas situaciones, a veces ocurren y el Reglamento recoge cómo deben actuar los productores en lo que al etiquetado se refiere. Si una empresa considera que existe el peligro de contaminación cruzada, debe incluir etiquetado de advertencia como el que se muestra a continuación.

EJ: “Puede contener…”

“No adecuado para personas con alergia a…”

Soluciones Tea Adhesivos

 

En la empresa somos conscientes de lo importantes que se han vuelto las etiquetas, sobre todo por la información que aportan que en muchas ocasiones es necesaria para asegurar la salud de los consumidores. Por ello, contamos con diferentes opciones para cubrir todos esos requerimientos legales. Sobre todo, queremos destacar dos tipos de etiquetas que por su características resultan idóneas para este tipo de necesidades.

En primer lugar, las “etiquetas librito” o “booklet labels”. Las consideramos idóneas para estas necesidades informativas por la superficie para introducir letra con la que cuentan. Estas pueden ser de tamaño pequeño pero con varias superficies en las que incluir información, estas capas se abren y se cierran como un “librito”.

Tea es pionera en la elaboración de este tipo de productos, son pocas las empresas de etiquetas españolas que los desarrollen, pero en la empresa ya llevamos un tiempo haciéndolo con unos resultados excelentes.

En segundo lugar, las “etiquetas multicapa”. Igualmente aptas para incluir mucha cantidad de información, cuentan con varias capas (3 o 5), pero en este caso, hablamos de una etiqueta que lleva adherida otra etiqueta la cual se puede abrir y luego volver a sellar.

 

En conclusión, son muchas las soluciones que el sector de la etiqueta tiene para resolver todas las necesidades informativas que van surgiendo y en Tea trabajamos con dos de los mejores productos para ello. Solicítanos ayuda para valorar cuál es el mejor producto para ti.

 

Deja un comentario