RFID: Como funciona y algunas de sus aplicaciones

Siga las actualizaciones vía RSS

RFID son las siglas inglesas de Radio Frequency IDentification lo que en español significa Identicación por radiofrecuencia.

El propósito fundamental de la tecnología RFID es identificar mediante un lector, sin contacto y a distancia, una etiqueta (tag) portada por cualquier producto que se encuentra en un almacén o en una cadena de producción automatizada, un vehículo en movimiento, o una persona. Lo que definiríamos como una comunicación inalámbrica entre un lector y un emisor.

 

¿Cómo funciona el RFID?

 

El funcionamiento de esta tecnología es bastante simple. Un receptor envía una señal continua dentro de un radio de alcance concreto. Cuando una etiqueta entra en contacto con esta, envía información que el lector interpreta según esté programado.

 

¿Qué valor añadido aportamos utilizando el RFID?

 

1 – Gran capacidad de almacenamiento de datos

2 – Trazabilidad individual para cada producto

3 – Gran precisión y fiabilidad en las lecturas

4 – Tienen una larga vida útil

5 – Gran velocidad de lectura de datos

6 – Lectura de datos a gran distancia

7 – No requiere línea directa de visión

8 – Evita roturas de stock

9 – Funcionan pese al polvo o suciedad

10 – Es poco sensible a la orientación

11 – Integración con otros sistemas de control

12 – Difíciles de falsificar

 

Aplicaciones del RFID

 

Alimentación y bebidas

 

La normativa sobre seguridad alimentaria existente actualmente hace imprescindible la inserción de estos elementos en las etiquetas de nuestros clientes. Este tipo de industrias se ven obligadas a tener que aportar una serie de datos en función de cada producto fabricado, así como a que estos tengan una adecuada trazabilidad.

Es notorio que la aparición de esta tecnología ha aportado mayor valor añadido a todos los procesos de la cadena desde su inicio hasta el final, proporcionando datos actualizados y velando por el cumplimiento de las normativas del sector. Esta aplicación es útil tanto en los procesos de elaboración como en los de empaquetado y almacenaje, y por ello, por medio del RFID nuestros clientes podrán conseguir los siguientes objetivos, en función del campo en el que lo quieran aplicar y de sus necesidades:

 

  • Identificar la mercancía a su recepción.
  • Trazar el proceso de elaboración.
  • Control actualizado del stock.
  • Garantizar las expediciones.

 

Almacenamiento

 

También la utilización de la tecnología RFID es imprescindible para la gestión de los inmensos almacenes existentes actualmente. Es necesario que tanto los pallets como todos los elementos divididos por las diferentes baldas del almacén vayan identificados con RFID, con el objetivo de facilitar la labor de los operarios y tener en todo momento controlado tanto el stock, como el lugar en el que se encuentra la mercancía.

 

trazabilidad-almacen-rfid

 

Esta tecnología es aplicable a todos los procesos de la gestión del almacén desde la recepción de la mercancía hasta su salida. El seguimiento de los productos a lo largo de la cadena de distribución es algo fundamental a la hora de controlar los costes, incrementar la productividad y aumentar la satisfacción del cliente.

 

Logística y distribución

 

El RFID le permitirá llevar a cabo las siguientes actuaciones en este sector:

 

  • Registrar todas las operaciones de recogida y entrega, con el objetivo de saber en qué parte de la cadena de suministro se encuentra cada elemento.
  • Gestionar las mercancías con el objetivo de reducir a niveles mínimos los posibles errores de manipulación humanos.
  • Gestionar servicios de paquetería o transporte urgente, con el objetivo de agilizar todo lo posible este proceso.
  • Operar para líneas aéreas, con el objetivo de serles útiles en la facturación y facilitando el seguimiento y la trazabilidad de la carga, con el objetivo de mejorar el proceso y aumentar la eficiencia.

 

Sector Sanitario

 

Sistema el del RFID que se está utilizando cada vez más y más en centros de salud con el principal objetivo de velar por la seguridad del paciente e incrementar tanto las medidas generales de seguridad en todos los procesos que se desarrollan en los mismos. Esto nos permitirá:

 

  • Controlar la trazabilidad y seguimiento de bolsas de sangre.
  • Tener un stock actualizado de los productos disponibles en el almacén del hospital.
  • Gestionar los productos: Fechas de caducidad, etc
  • Seguimiento e identificación de pacientes.
  • Control del material utilizado en las diferentes dependencias del centro de salud.

 

Todas estas novedosas aplicaciones nos permitirán incrementar el porcentaje de satisfacción de nuestros clientes, por medio de una reducción en los tiempos de espera y un incremento de la eficacia en el desarrollo de la actividad, obteniendo mayor cantidad de datos en menor tiempo

 

¿Todavía tienes alguna duda sobre las aplicaciones de esta tecnología? Si es así, no dudes en consultarnos …

Deja un comentario